Aplicación

Aplicando Phoslock (una evaluación de la condición actual del lago antes del tratamiento)

Una aplicación de Phoslock a un cuerpo de agua debe ser cuidadosamente planeada e involucra varias etapas clave. Estas incluyen una evaluación de la condición actual del lago antes del tratamiento, la aplicación misma y el monitoreo después del tratamiento para validar los efectos de la aplicación.

Evaluación antes del tratamiento

sampling-water1.jpg Antes de que se lleve a cabo cualquier tratamiento de un cuerpo de agua con Phoslock, es muy importante realizar una evaluación de las características físicas, químicas y biológicas del cuerpo de agua, del sedimento y de la cuenca hidrológica. Esta evaluación debe proporcionar información de las causas de los problemas observados en el cuerpo de agua y sobre la conveniencia o no de aplicar Phoslock como medida de restauración del cuerpo de agua.

sampling-water2b.jpgEs particularmente importante entender hasta qué grado los niveles de fósforo en el cuerpo de agua son causados por fuentes externas o por la carga interna. Phoslock es una herramienta efectiva para reducir ambas fuentes de fósforo; sin embargo, las aportaciones continuas por fuentes externas como son las escorrentías con elevadas concentraciones de fósforo, disminuyen la duración del efecto de una aplicación de Phoslock. En estos casos, es posible que se requieran realizar subsecuentes aplicaciones tras el tratamiento inicial hasta que las aportaciones de fósforo por fuentes externas sean mantenidas bajo control.
El equipo de técnicos de Phoslock Europa ha sido entrenado para visitar y realizar la evolución de sitios potenciales para aplicación. En varias situaciones, este servicio se provee sin cargo alguno. La evaluación comprensiva antes y después del tratamiento de los sitios donde se aplica Phoslock, es una componente integral del Programa de Control de Calidad de Phoslock Europa.
Aunque la evaluación antes del tratamiento varía de acuerdo al tipo de lago y su tamaño, siempre incluye la revisión de información existente, visitas al sitio para medir diferentes parámetros de calidad del agua y colectar muestras de agua y sedimentos para su análisis en el laboratorio, asi como la preparación de un plan de aplicación y dosificación basado en los datos colectados.

Bathymetric-Map.jpg

Revisión de datos existentes

El primer paso a seguir en la evaluación de un lago, es la revisión en gabinete de información existente acerca del lago. Varios lagos son regularmente monitoreados por autoridades ambientales, incluyendo la medición de una variedad de parámetros. Cuando esta información se encuentra públicamente disponible, puede proveer un buen punto de partida para determinar la condición del lago.

Los datos batimétricos también son importantes ya que son requeridos para calcular el volumen de agua y los perfiles de profundidad. Se requiere conocer el tiempo de residencia de agua en el lago. Este puede ser calculado conociendo el volumen de agua y los volumenes de descarga. Si los datos batimétricos y volúmenes de descarga no están disponibles, deben ser adquiridos durante el monitoreo antes del tratamiento.

Muestreo y pruebas de la calidad de agua y sedimentos

Después de la revisión de la información existente, se requiere realizar una o más visitas al sitio para llevar a cabo pruebas en el lugar y colectar muestras de agua y sedimentos del lago.

Tanto la calidad como el volumen de agua pueden variar substancialmente según la estación del año, localización y profundidad y, por tanto, es usualmente necesario colectar múltiples muestras de un lago en diferentes épocas del año.

Varios parámetros de calidad del agua como pH, oxígeno disuelto, conductividad eléctrica y potencial redox, pueden ser medidos en campo, mientras que otros parámetros importantes como los nutrientes disueltos y totales, COD, COT y CT, necesitan ser analizados en el laboratorio. Consecuentemente, las muestras de agua son generalmente colectadas durante visitas al campo y entregadas al laboratorio para su análisis. Dependiendo del parámetro a medir, las muestras son filtradas o no en campo.

sampling-sediment1.jpg

En la mayoría de los cuerpos de agua, el fósforo contenido en los sedimentos compone el mayor porcentaje de la carga total de fósforo que está potencialmente disponible para el crecimiento de las algas. Como resultado, la colección de sedimentos es una componente importante de toda evaluación antes del tratamiento.

Las muestras se obtienen típicamente usando una draga Ekmann Birge (ver la foto arriba), sin embargo, en ocasiones se obtienen núcleos de sedimentos con nucleador. Las muestras de sedimentos son analizadas por su peso seco, contenido de materia orgánica, nutrientes (nitrógeno, fósforo) y concentraciones de metales (calcio, aluminio, hierro, etc.).

En algunos casos se realiza extracción selectiva del sedimento, utilizando métodos como Psenner, para evaluar la cantidad de fósforo que potencialmente puede liberarse del sedimento.

Cálculo de dosis y preparación de planes de aplicación

sampling-water3.jpg

Después de la colección y el análisis de los resultados de calidad de agua y sedimentos en el cuerpo de agua, se evalúa la condición actual del lago y la idoneidad de Phoslock como medida de restauración. En caso de determinar que el lago puede beneficiarse con el tratamiento con Phoslock, se desarrolla y entrega al cliente un presupuesto y una propuesta de tratamiento.

En dicha propuesta se incluye la dosificación requerida de Phoslock, la estrategia propuesta de aplicación, la mejor época del año así como los métodos recomendados para la aplicación. Dependiendo de la calidad del agua, Phoslock puede ser aplicado en la superficie del cuerpo de agua o puede ser inyectado directamente en el hipolimnio (si la mayoría del fósforo se encuentra concentrado ahí) o en los sedimentos.

Aún cuando los procedimientos de aplicación son relativamente simples, todas las aplicaciones deben llevarse a cabo muy cuidadosamente para asegurar el máximo tiempo de contacto entre Phoslock y el fosfato, tanto en la columna de agua como en el agua intersticial.

Después de la colecta y evaluación de estos datos, se desarrolla y entrega al dueño o administrador del cuerpo de agua una propuesta de tratamiento.